De este modo calificó Alejandro Macharowski el momento en el que obsequió a Yolanda Diaz con uno de los ejemplares de su libro sobre Pérez Contel. Lo que para Alejandro fue un pequeño momento épico, para nosotros fue un acontecimiento en gran medida poético. La historia, el tiempo y las coincidencias han hecho que puedan encontrarse de algún modo dos vertientes activas e inmortales. La política y la artística. Con la mediación necesaria y el trabajo escrupuloso de Alejandro. Hacer coincidir a la primera mujer, comunista y ministra de la democracia con el conocimiento transmitido a través de las letras de Alejandro, es como cerrar un círculo añorado. Son estos pequeños actos los que en su modestia, alimentan los grandes propósitos.

Anuncio publicitario